Imagen propiedad de www.pcworldenespanol.com

Que no te pille desprevenido: hay averías previsibles y evitables

Igual que los vehículos, los equipos informáticos deben ser objeto de un programa de mantenimiento adecuado. Sólo de esta manera se puede prevenir averías ocasionadas por elementos que no funcionan de manera correcta.

Un mantenimiento preventivo puede evitarnos más de un problema. Porque no estamos hablando únicamente de las averías físicas de los equipos (ventiladores que no funcionan, discos que chirrían…); lo más grave es cuando el propio sistema operativo es el que nos genera los problemas, por diferentes motivos.

Pensemos, por ejemplo, que la falta de actualizaciones deja al descubierto las vulnerabilidades del sistema operativo y esto puede ser explotado por un atacante para hacer daño a nuestra información. 

¡Ponle solución!

Si dejas en nuestras manos el mantenimiento preventivo de tus equipos, además de poder contar con nuestra intervención o consejo cuando sea necesario, recibirá snuestra información referente a actualizaciones que debes permitir que se realicen. 

Si tus equipos están revisados ​​periódicamente, nos aseguramos de que el hardware esté en el mejor estado y comprobaremos que el sistema operativo y las aplicaciones instaladas cuenten con las últimas actualizaciones de seguridad.

Entre otros muchos más puntos de chequeo, también comprobaremos el estado de ocupación de los discos, evitando un colapso de los mismos. Revisaremos las temperaturas de los discos, la placa y el procesador; esto también podrá evitarte algunas situaciones comprometidas y desagradables.

Sugerimos siempre los contratos de mantenimiento en formato de BONOS de horas renovables. A diferencia de otros servicios técnicos, nuestros bonos no caducan, siendo renovables cuando está a punto de agotarse la bolsa de horas contratada.

Los BONOS de horas siempre ofrecen un precio más económico por hora que la atención a demanda («tengo una avería y aviso al servicio técnico»); además, no recibirás más facturas que las del cargo del propio bono y sus posteriores renovaciones, en lugar de una factura por cada intervención.

Si lo prefieres, también podemos ofrecerte contratos de mantenimiento sin límite de horas, con cuotas mensuales y compromiso de 12 meses. Los precios de este tipo de contratos siempre se estudian para cada caso particular.

Contacta con nosotros y te sugeriremos la opción más ventajosa para ti